17.8 C
Buenos Aires
jueves, 18 julio, 2024
InicioPolíticaLey Bases: los K fracasaron en su intento por frenar la sesión...

Ley Bases: los K fracasaron en su intento por frenar la sesión por los incidentes y tensaron el debate en el Senado

El kirchnerismo fracasó este miércoles en su intento por frenar el debate de la Ley Bases y el paquete fiscal en el Senado cuando frente al Congreso, se registraban incidentes entre manifestantes y la policía. Hubo un fuerte cruce entre la vicepresidenta Victoria Villarruel y el senador camporista Eduardo «Wado» De Pedro.

Todo comenzó cuando el senador de Unión por la Patria y ex ministro del Interior pidió una moción para conformar una comisión a fin de interiorizarse sobre lo que estaba ocurriendo en los alrededores lo que derivó en un verdadero escándalo en el propio recinto.Luego, excusándose en el reglamento, De Pedro fue más allá y pidió que se votara un cuarto intermedio para suspender la sesión por media hora para que los senadores fueran a observar lo que sucedía en la calle. Esa votación resultó negativa para los deseos K y la sesión continuó.

«Los K hicieron el intento de frenar la sesión en la Cámara de Senadores con la excusa de ver la situación en la calle», protestó luego Villarruel a través de las redes sociales tras bloquear en forma inteligente la movida del kirchnerismo al someter a votación a mano alzada la moción de De Pedro sin dar lugar a la posibilidad de contar cuántos legisladores estaban en el recinto.

Los K hicieron el intento de frenar la sesión en la Cámara de Senadores con la excusa de ver la situación en la calle. O sea los senadores a los cuales les pagamos para legislar van a chequear cómo se desarrolla el plan de seguridad en la calle, facultad de la que carecen. No… pic.twitter.com/aZWSNWYQnr

— Victoria Villarruel (@VickyVillarruel) June 12, 2024

Pero no se quedó ahí la vicepresidenta porque agregó: «O sea los senadores a los cuales les pagamos para legislar van a chequear cómo se desarrolla el plan de seguridad en la calle, facultad de la que carecen. No vamos a interrumpir la sesión del Congreso ni permitir que con las piedras se atente contra la democracia».

Lo cierto es que hubo momentos de tensión en el recinto a partir del momento que el ex ministro del Interior pidió formar una comisión para ver qué sucedía en la protesta que se realizaba frente al Congreso, lo que provocó la reacción del oficialismo. Como la vicepresidenta veía que al presidente provisional del Senado, Bartolomé Abdala, quien estaba al frente del debate se le iba la sesión de las manos bajó Villarruel para bloquear la maniobra de los K.

En ese momento, Villarruel dijo que no había moción y quiso ganarse el apoyo de los radicales y el PRO, pero sólo Juan Carlos Romero (Cambio Federal), uno de los aliados más firmes que tiene el Gobierno en el Senado salió al cruce de los peronistas que a través de Juliana Di Tullio y Anabel Fernández Sagasti buscó reforzar la ofensiva para trabar la discusión.

Di Tullio intimó a Luis Juez que estaba sentado en la bancada de enfrente. «La intención era que vos y yo fuéramos afuera», lo increpó a los gritos. «En vez de hacer lo que había que hacer, hacen cualquier cosa», protestó la senador de UxP.

«Desde mi despacho se veían los piedrazos que le tiraban a los uniformados», se metió la vicepresidenta en la discusión, mientras Mayans reclamaba consultar a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y reclamando que se vote la moción de De Pedro.

Guadalupe Tagliaferri intervino en el cruce mientras Fernández Sagasti y Di Tullio protestaban desde su bancada pidiendo la palabra. «Te pido que me dejes hablar», quiso cortar la senadora del PRO, quien se quejó por los gritos de las legisladoras peronista.

«Quieren suspender el debate o ir a ver qué pasa afuera», deslizó Tagliaferri en tono interrogativo para que Fernández Sagasti responda con un tono irónico: «Hace 50 minutos que estoy pidiendo la palabra, pero la presidenta no me la da». Desde su estrato Villarruel le devolvió el cruce: «Hace 50 minutos no estaba senadora».

La camporista acusó a la vicepresidenta de querer «embarrar la cancha», pero lo cierto es que el debate estuvo parado casi una hora, pero el kirchnerismo no pudo imponer la moción de pasar a un cuarto intermedio que podría haber puesto en peligro la sesión que comenzó con un quórum muy ajustado con la presencia de 37 senadores.

Más Noticias