12.7 C
Buenos Aires
viernes, 12 julio, 2024
InicioPolíticaEl candidato de Milei a la embajada en Israel no paso el...

El candidato de Milei a la embajada en Israel no paso el primer examen y se cruzó fuerte con Lousteau

Los seis embajadores políticos propuestos por Javier Milei dieron examen este jueves ante la Comisión de Acuerdos del Senado, antes de ir a recinto, donde debe ser confirmada su designación. Pero ya en la noche se sabía que uno de ellos está en problemas: el rabino Axel Simon Wahnish, guía espiritual del Presidente, y su maestro en los estudios del judaísmo y ahora designado como jefe de la Embajada argentina en Israel.

A diferencia de los otros candidatos a embajadas, Wahnish no sólo no consiguió el dictamen para que su caso llegue al recinto del Senado y su pliego sea confirmado, sino que durante la presentación de su designación fue increpado por varios senadores, pero sobre todo por Martín Lousteau sobre un hecho en el que el Gobierno efectivamente no fue claro.

Lousteau le pidió a Wahnish que les explique si él sabe o si tiene en cuenta un dictamen que supuestamente advierte sobre las consecuencias para la Argentina sobre su reclamo de soberanía de las Islas Malvinas a raíz de la decisión de Milei de trasladar la embajada argentina en Tel Aviv a Jerusalén.

Video

Axel Wahnish, propuesto como embajador de Israel, asistió a audiencia pública ante la Comisión de Acuerdos.

El candidato no pudo contestar, y otros senadores, ya de la oposición kirchnerista, entre ellos Lucía Corpacci, de Catamarca y Candida López, de Tierra del Fuego, se sumaron a las criticas. Lousteau hizo un pedido de informes este viernes para que la Cancillería explique la situación.

Para el caso, Lousteau le informó este jueves mismo a la presidenta de la Comisión de Acuerdos, la senadora Guadalupe Tagliaferri (Juntos por el Cambio) que no firmará pliego del rabino. Ello, sumado al hecho de que el senador de los libertarios, Ezequiel Atauche, estaba ausente por vacaciones, dejó a Wahnish sin las ocho firmas necesarias para obtener dictamen, a diferencia de la suerte que corrieron los otros candidatos, cuyos pliegos si fueron aprobados.

El oficialismo espera juntar las firmas necesarias para Wahnish este viernes. Porque si no junta las firmas requeridas, como cualquier otro expediente, no tiene dictamen y por ende no puede ir a recinto. No es que se lo vota en contra. Queda en espera, o hasta que consiga su dictamen. En el pasado hubo otras designaciones problemáticas como la de Wahnish. No es el primer caso. Pero necesitará que el Ejecutivo negocie por él.

Clarín supo que la canciller Diana Mondino llamó desde Japón ansiosa para interiorizarse en la cuestión. Malvinas es un tema hipersensible para su gestión por algunos traspiés. También la Casa Rosada.

Recibieron dictamen favorable de la comisión de Acuerdos y sus pliegos pasarán a recinto Gerardo Werthein, designado embajador ante los Estados Unidos; Mariano Caucino, para la India; Ian Sielecki, a Francia; Guillermo Nielsen, a Paraguay. También hija del ex ministro Domingo Cavallo, Sonia Cavallo, a la OEA, que protagonizó un cruce con el senador kirchnerista Oscar Parrilli, quién le cuestionó su doble nacionalidad argentino estadounidense -también es italiana-, pero que salió con suerte porque el senador Juan Carlos Romero la defendió a capa y espada.

El reclamo de Lousteau

La sesión de Acuerdos venía bastante fluida. Se esperaban ataques a Werthein, a Wahnish y a Cavallo. Pero todos fluyeron con excepción del designado embajador ante Israel, quien es una figura central hasta en la vida espiritual del presidente Milei. Este jueves incluso algunos legisladores comentaron por lo bajo que el religioso estaría haciendo una “colecta” entre empresarios para levantar la sede argentina en Jerusalén, lo que Clarín no pudo confirmar.

Cuando Lousteau tomó el micrófono le reclamó un dictamen jurídico de Cancillería “con respecto a la decisión de mudar la embajada de Israel y el impacto que puede tener en el reclamo argentino sobre la soberanía de las Islas Malvinas”.

Lousteau refería al estatus especial que tiene en Naciones Unidas una Jerusalén reclamada como capital por israelíes y palestinos. El jefe del radicalismo incluso habló de territorio “ocupado” en referencia al Estado hebreo.

El presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, Francisco Paoltroni, intentó defender a Wahnish diciendo que lo pida por ahi pero Lousteau arremetió con la pregunta porque el candidato era Wahnish y no él.

El rabino contestó amablemente: “no vamos a hacer nada hasta no tener todo claro y la respuesta es más concreta aún. La respuesta concreta es: me siento en un debate presidencial de por sí o por no y no me siento cómodo”. Ello sorprendió porque hizo una alusión a la forma en la que el ex candidato a presidente Sergio Massa buscaba arrancarle respuestas a Milei durante el debate presidencial para el balotaje.

Lousteau siguió en su pregunta tocando un punto débil del Gobierno. Argentina se encuentra muchas veces ante la disyuntiva de reconocer o no determinados asuntos en política internacional, como la independencia de Kosovo -que no reconoció- por estar atada a que cualquier antecedente jurídico perjudique su propio reclamo en la ONU de las Malvinas.

Paoltroni reconoció que no hubo ni hay estudios en Cancillería sobre la mudanza de la Embajada.

«A todos nos duelen los muertos en situaciones de violencia, sean del paīs que sean. Es muy importante dejar eso en claro, como también es importante dejar en claro que usted va a ser embajador argentino en Israel. Argentina es un país, un territorio de paz, y por lo tanto, cualquier decisión que se tome nos pone en situación de debilidad y de conflicto a todos los argentinos, y eso es algo que usted tiene que tener muy en claro porque, vuelvo a repetir, usted no es embajador de Israel en Argentina, es embajador de Argentina en Israel», dijo Corpacci, que despertó criticas en redes, donde la colectividad judía la acusó “antisemita”.

Más Noticias