8.6 C
Buenos Aires
martes, 16 julio, 2024
InicioPolíticaTras el revés en el Senado por el DNU, el Gobierno ya...

Tras el revés en el Senado por el DNU, el Gobierno ya negocia con opositores cercanos la ley ómnibus

Mientras el Gobierno digiere el rechazo del Senado al DNU 70/23 en el Senado, el ministro del Interior Guillermo Francos acelera la discusión de la Ley Bases con los bloques opositores más cercanos al oficialismo en la Cámara Baja.

Los primeros en visitar el Salón de Escudos, en la planta baja de la Casa Rosada, fueron los referentes del PRO, que volvió a cerrar filas con el Gobierno.

Un día después de que el Gobierno enviara el nuevo articulado de la renovada Ley Bases, Francos y su segundo, el secretario de Interior, Lisandro Catalán, recibieron al jefe del bloque amarillo en la Cámara Baja Cristian Ritondo y a los diputados Diego Santilli, Silvia Lospennato, José Núñez, Luciano Laspina, Silvana Giudice y Damián Arabia.

Por la tarde será el turno del jefe de bloque radical Rodrigo de Loredo, que se alineó con los gobernadores de su partido y se diferenció del titular del partido Martín Lousteau, que en el Senado votó en contra del Mega-DNU.

El lunes será el turno del jefe del bloque Hacemos Coalición Federal Miguel Pichetto, que lidera un grupo ecléctico de voluntades. Las tres autoridades parlamentarias ya se habían reunido en la previa de la reunión de Nicolás Posse y Francos con gobernadores. El jefe de Gabinete también está activo en la negociación política. Aunque no fue de la partida involucró esta vez al vicejefe José Rolandi. El secretario de Relaciones Parlamentarias Omar de Marchi también teje.

Como en las reuniones de la semana pasada también se contó la presencia del asesor estrella del Presidente Santiago Caputo. El secretario de Hacienda Carlos Guberman encargado de coordinar una comisión económica de cara al Pacto de Mayo y para discutir la letra chica del pacto fiscal con ministros provinciales, todavía no convocó a un encuentro. Sin embargo, en la Rosada hay conformidad por la participación del ministro de Economía en la negociación, un elemento que estuvo ausente en la negociación original de la fracasada ley ómnibus.

«Nosotros hemos trabajado en forma positiva desde el primer momento para que tanto el DNU como la Ley de Bases sean aprobadas por el Congreso. Esta nueva modificación de la Ley de Bases, que viene del Gobierno hablando con gobernadores, con los presidentes del bloque, hoy tuvo un avance«, señaló Ritondo a la salida de la reunión en la Rosada, su tercera visita en tres semanas.

En Balcarce 50 asumen que el Gobierno tiene mayor predicamento en Diputados que en el Senado. Algunos de los articuladores políticos del Ejecutivo confían en que no hay chanes de que el DNU se caiga en la Cámara Baja, porque no será tratado a la brevedad o porque la oposición más dura no conseguirá una mayoría. La misma lectura hacen sus bloques cercanos.

El rechazo al DNU apenas fue tocado durante el encuentro de Francos con las espadas legislativas de Mauricio Macri y Patricia Bullrich. En la Rosada esperaban un revés, pero siguen creyendo que no debió haberse tratado el proyecto sin pasar por comisión, un tiro por elevación a la vicepresidenta Victoria Villarruel.

En la reunión con Francos, los diputados del PRO sugirieron temas a corregir para llegar al número mágico de 128 diputados que necesita el oficialismo.

El bloque del PRO presentó un proyecto con una compensación de 20 puntos para amortiguar la inflación de los primeros tres meses del año que acompañe la nueva fórmula de movilidad jubilatoria actualizada por inflación, el doble de lo que propone el Ejecutivo. La reforma de cálculo previsional está incluida en el proyecto de la Ley Bases, pero el Gobierno corre el riesgo de que sectores opositores impongan una fórmula más beneficiosa para los jubilados que dañe las metas fiscales.

Entre los aliados del Gobierno también creen que será necesario modificar el nuevo piso de Ganancias, que el Gobierno fijó en $1.100.000 para solteros y $1.500.000 para contribuyentes casados. Promueven excepciones de labores sociales, como enfermería, que -apuestan- alcanzaría para sumar más votos radicales. En el PRO no creen que puedan pescar demasiados votos entre los legisladores patagónicos ni el sector mayoritario del bloque que conduce Pichetto.

Las diferencias entre los radicales quedaron expuestas con la visita del jefe de bloque, que finalmente solo estuvo acompañado por Karina Banfi y la mendocina Pamela Verasay, que responde a Alfredo Cornejo. La legisladora a Danya Tavela, referente de Emiliano Yacobiti, alineado con Lousteau, finalmente no fue de la partida.

Nota en Desarrollo

Más Noticias