17.8 C
Buenos Aires
jueves, 18 julio, 2024
InicioPolíticaDebate maratónico: bajo tensión, Diputados pasó a otro cuarto intermedio y seguirá...

Debate maratónico: bajo tensión, Diputados pasó a otro cuarto intermedio y seguirá hoy con el debate

En la segunda jornada de debate de la Ley Ómnibus, los incidentes en los alrededores del Congreso impactaron de lleno adentro del recinto de la Cámara de Diputados, donde la tensión escaló y hubo intentos del kirchnerismo y la izquierda de suspender la sesión. En paralelo, un contingente de funcionarios del Ejecutivo desembarcó en la oficina de Martín Menem con una contrapuesta en los capítulos de privatizaciones y delegaciones que desestancaron las negociaciones con los bloques dialoguistas y le imprimieron otro ritmo a la sesión.

Esta madrugada, se definió pasar a otro cuarto intermedio y seguir con la sesión en la mañana de este viernes. Durante esta jornada planean avanzar con la votación en general. Quedan pendientes cerca de 30 oradores. No está claro cuando se votaría la iniciativa en particular, pero hay versiones que podría ser el martes.

Tras el cuarto intermedio votado el miércoles a la noche, la sesión se retomó este jueves al mediodía, en el mismo clima de incertidumbre. La Libertad Avanza tiene desde el inicio del debate garantizada la aprobación en general de la ley, pero la votación en particular de artículos clave seguía trabada y los discursos se extendían para ganar tiempo de negociación.

Por eso, después de los nuevos cambios que propuso el oficialismo pasadas las 18, los diputados libertarios se bajaron automáticamente de la lista de oradores para acelerar la discusión.

Pero además de discutir sobre la ley, se empezó a debatir por la situación en la calle. Martín Menem, mientras presidía la sesión, seguía a través de su notebook los canales de noticia que mostraban lo que pasaba afuera.

Unión por la Patria y los bloques de Izquierda pidieron un moción para suspender la sesión. “Debemos pasar a un cuarto intermedio y pasar a una reunión porque esto es una carnicería y no va más. ¿Así quieren aprobar esta ley? Esto es inaceptable”, afirmó Romina del Plá.

El jefe de UxP, Germán Martínez, charla ayer con el jefe del PRO, Cristian Ritondo. Foto: Federico López Claro.El jefe de UxP, Germán Martínez, charla ayer con el jefe del PRO, Cristian Ritondo. Foto: Federico López Claro.

Rápidamente corrieron por los pasillos diputados dialoguistas para votar y evitar que ganen la votación. La moción efectivamente fue rechazada y los legisladores de UP y la Izquierda dejaron el recinto.

«Afuera no hay trabajadores porque si fueran trabajadores no estarían 48 horas al pedo en la plaza”, lanzó el ex ministro de Educación de Mauricio Macri, Alejandro Finocchiaro.

El diputado con décadas de experiencia como parlamentario, Miguel Pichetto, pidió para palabra y apuntó contra el oficialismo y contra la oposición. «Ordenemos la sesión. Sería importante que aparezcan las autoridades del oficialismo hablando, si no cualquiera habla y dice cualquier cosa», se quejó y señaló que ellos no iban a «permitir que se interrumpa la labor de un poder del Estado».

Esa frase cosecho aplausos libertarios, pero eso irritó más a Pichetto. «No aplaudan nada viejo, dejen de aplaudir, no sean pelotudos. Parece que están en una fiesta. Lamentamos los hechos de violencia, que se deben investigar. La gente tiene derecho a manifestarse, pero no a provocar actos violentos. Sigamos sesionando acá», sentenció.

Tiempo después volvieron al recinto. Máximo Kirchner también pidió la palabra. » A veces tomarse 30 minutos y ver qué pasa y ver que frene y evitar muertos o tragedias está bien» y luego siguió en una clara alusión al atentado contra Cristina Kirchner: «¿Saben cuál es el problema de algunos que vociferan? El día que le pongan un fierro en la cabeza a alguien que quieren, ya sea por política o por seguridad…».

Presencias y un Whatsapp

Ese discurso lo escuchaba desde uno de los palcos del recinto Karina Milei junto al vocero presidencial Manuel Adorni. Había llegado tiempo antes, junto a otros funcionarios que se encerraron en la oficina de Menem. Entre ellos, el vicejefe de gobierno, José Rolandi; el presidente del Banco Central, Santiago Bausili; el secretario de Finanzas Pablo Quirno; el vice Interior, Lisandro Catán. Más tarde también llegó el titular de esa cartera, Guillermo Francos.

Karina Milei este jueves en Diputados. Foto: Federico López Claro.Karina Milei este jueves en Diputados. Foto: Federico López Claro.

Pasadas las 18 el Gobierno envió vía Whatsapp a los negociadores de los bloques una versión mejorada de su dictamen tomando cambios propuestos por ellos sobre todo en privatizaciones y en delegaciones de facultades; los principales puntos que corren riesgo de caerse y que generaban a amenaza del Ejecutivo de entonces retirar la ley entera.

Finalmente retiraron nueve empresas y el listado de 36 queda con 27. Además las segmentan en distintos artículos para facilitar su aprobación. Además suprimieron la delegación en materia fiscal. Ya habían sacado otras. Así, de las 10 iniciales que había pedido Javier Milei están quedando seis: económica, financiera, de seguridad, tarifaria, energética y administrativa.

El kirchnerismo, mientras, volvió a cargar sobre la falta de información sobre la letra definitiva del dictamen que se va a terminar votando. “Dicen que no hay cambios comunicados en ningún artículo y acá hay diputados haciendo redes sociales informando que lograron para sus provincias sacar tal o cual cosa… Ayer a esta hora ya había pedido un cuarto intermedio. ¿Podemos saber que tiene en la cabeza para la noche de hoy?”, reprochó.

“Las redes sociales no forman parte de lo que pasa en esta Cámara. Ya se va a informar cómo continuaremos”, le contestó Menem.

Más Noticias