18.6 C
Buenos Aires
miércoles, 12 junio, 2024
InicioEconomíaCuál fue el único alimento que bajó de precio en diciembre y...

Cuál fue el único alimento que bajó de precio en diciembre y por qué

El tomate redondo fue el único alimento que desafió la tendencia inflacionaria en diciembre de 2023.

Cuál fue el único alimento que bajó de precio en diciembre (Foto: AFP)

Cuál fue el único alimento que bajó de precio en diciembre (Foto: AFP)

En un contexto marcado por una creciente inflación en los precios de los alimentos, el tomate redondo emerge como la única excepción en diciembre. Según los datos recientes del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), mientras la mayoría de los productos alimenticios experimentaron aumentos significativos en sus precios, el tomate registró una disminución notable.

En noviembre de 2023, el precio del kilo de tomate redondo se ubicaba en $1187,84. Sin embargo, para sorpresa de los consumidores y analistas, este precio cayó a $896,42 en diciembre, lo que representa una contracción del 24,5%.

Esta reducción va en contra de la tendencia general observada en el mercado, donde productos como el limón, el aceite, el arroz y la harina vieron incrementos superiores al 50%.

Leé también: Cuáles son los 10 alimentos que más aumentaron su precio en diciembre

El 2023 fue un año desafiante para la economía, con una inflación acumulada en alimentos de 251,3% y un Índice de Precios al Consumidor (IPC) del 211,4%. En este contexto, el caso del tomate redondo es particularmente notable.

Este producto no solo desafió la tendencia inflacionaria general, sino que también proporcionó un alivio, aunque menor, a los consumidores que enfrentan un aumento constante en los costos de la canasta básica de alimentos.

El tomate redondo fue el único alimento que bajó de precio en diciembre (Foto: Juan Vargas/NA)

El tomate redondo fue el único alimento que bajó de precio en diciembre (Foto: Juan Vargas/NA)

Por qué bajó el precio del tomate redondo

Especialistas en economía sugieren que varios factores podrían haber contribuido a esta disminución de precios, incluyendo variaciones en la oferta y la demanda, condiciones climáticas favorables que aumentaron la producción, o cambios en las dinámicas del mercado.

Sin embargo, la caída del precio del tomate sigue siendo un caso aislado en un panorama donde la mayoría de los alimentos y bebidas no alcohólicas registraron aumentos significativos en el último mes del año.

Más Noticias