16.1 C
Buenos Aires
sábado, 22 junio, 2024
InicioSociedadCuánto sale ir de vacaciones a la Costa Atlántica en enero 2024?

Cuánto sale ir de vacaciones a la Costa Atlántica en enero 2024?

Inflación, hoteles, nafta, comida y más

Una sombrilla para cuatro personas o una carpa para cinco, cuesta $ 5.000 por cabeza. Un tanque de nafta promedio se paga más de 50 mil pesos.

Comenzó la temporada de verano 2024 y la Costa Atlántica no pudo evitar recibir el impacto del 7 de estas últimas semanas. El gasto de las personas que eligen veranear en las playas de la costa argentina cambia semana a semana. La incertidumbre pesa sobre el sector turístico y las familias esperan hasta último momento para ver si pueden afrontar los precios de los alquileres, los costos de los alimentos y el valor del combustible para viajar.

  • Aumento del gas 2024: el gobierno de Milei quiere quitar todos los subsidios en abril
  • Cómo solicitar la tarifa social para gas, luz y agua en Buenos Aires

Alquileres en dólares

Al consultar para esta nota sobre el precio y disponibilidad en los hoteles y cabañas de diversas localidades del Partido de la Costa, las respuestas son variadas. Pero hay una cuestión que se repite en la mayoría: la cotización en dólares. Cerca del 70 por ciento de los hospedajes ofrecen sus presupuestos en dólares y piden un 30 por ciento del total para la seña. Los precios de un alojamiento para dos personas por siete noches pueden ir desde 500 a 3000 dólares.

“El Partido de la Costa es muy versátil. Tiene 14 localidades con playas muy populares y otras muy exclusivas. Va desde Las Toninas a Costa Esmeralda. Entonces es muy difícil establecer un promedio. Pero para tener una idea, podemos ver que una habitación para dos personas en un hotel categoría 3 estrellas está en promedio 74 mil pesos la noche. Según la localidad puede ser más o menos, pero ese es el estimativo”, explicó Guillermo Favale, Secretario de Turismo, Marketing y Desarrollo Sostenible del Partido de La Costa.

“Con respecto a los precios, los hay muy variados para todos los gustos y todos los bolsillos, desde un hotel de dos estrellas a uno cinco estrellas, que puede ir desde 20 o 30 mil pesos la doble, a 250 mil pesos la doble o 300 mil alguna suite”, ilustró Jesús Osorno, vicepresidente de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica (AEHG).

“La situación de la costa no escapa a la situación del país. Tuvimos una floja Navidad y un muy buen año nuevo. Ahora estamos empezando la temporada con unas reservas intermedias”, dijo Osorno y agregó: “Por supuesto nos vamos a ir acomodando a la demanda. Si tenemos que acomodar los precios porque no hay gente, lo haremos. Sino se ocupan las habitaciones, para nosotros es pérdida. Seguramente va a ser una temporada con rentabilidad más baja que otras y aunque los costos vayan para arriba, nuestros márgenes de ganancia disminuyen”.

La incertidumbre económica y las medidas anunciadas por el Gobierno en las últimas dos semanas afectaron el desempeño de los principales centros turísticos del país. El bajón turístico de diciembre que inquietó a las empresas y trabajadores que viven de eso, encontró un pequeño alivio en el fin de semana de Año Nuevo. En este sentido, Favale comentó: “Hubo un cambio de expectativa respecto de lo que pasaba antes del fin de semana de Navidad, donde no sonaban los teléfonos y daba la impresión de que la temporada iba a ser muy dura. Ya el fin de semana de Navidad se vio un poco de movimiento y mucho más el fin de semana de Año Nuevo donde la ocupación hotelera alcanzó en promedio casi el 80 por ciento”.

“Hoy no es que está como estuvo en los últimos dos años, pero se quedó más gente de lo que muchos imaginaban. En ese aspecto hay cierta tranquilidad, pero de todas maneras hay una clara merma respecto del año pasado”, advirtió y puso como ejemplo el nivel de reservas que, a esta altura de enero, está un 30 por ciento por debajo de lo que fue en 2023. “La expectativa para la segunda quincena es que pueda llenarse, pero todavía esto no se confirma en los niveles de reserva, que alcanza cerca del 70 por ciento en promedio”, completó.

Gastronomía y balnearios

Los fuertes aumentos en los precios generaron un clima de incertidumbre para aquellos que eligen las costas argentinas para veranear. La alimentación es básica en el presupuesto diario de las vacaciones familiares y ante la última crecida en los precios de los alimentos, la administración para que el dinero alcance se volvió más compleja.

“El gran diferencial que está haciendo que la gente dude es, por un lado, el precio del combustible, y por el otro, el aumento de los alimentos, porque hay un sector que no consume en restaurantes ni en la playa, sino que cocina con comida del supermercado en los departamentos, y eso tuvo un aumento considerable, por lo que la ecuación se modificó”, dijo Favale.

“Puntualmente en la gastronomía y el sector de balneario notamos que en diciembre las ganancias han sido más bajas con respecto a los valores de la temporada pasada. Pero ahora en estos primeros días de enero estamos viendo un repunte”, expresó Nicolas Paratto.

Paratto y su familia son concesionarios del Torreón del Monje en Mar de Plata y él es miembro de la Cámara de Balnearios. Cuenta que la unidad de sombra ronda los 30 mil pesos por día. “Hoy una sombrilla para cuatro personas o una carpa para cinco o seis personas tiene un valor aproximado de 5.000 pesos por cabeza”, dijo. Paratto advirtió que lo que es el consumo en la parte de balneario se mantuvo igual; “lo tradicional es alquilar una unidad de sombra, generalmente por periodos cortos, de jueves a domingo, o periodos de diez días o una semana; eso no cambió mucho respecto al año pasado”. Pero donde sí se ve la diferencia es en gastronomía: “La gente comparte platos o picotea algo chico, ahí sí hubo bastante diferencia”.

Para aportar un aproximado sobre los precios, Favale indicó: “Una cena en un restaurante con postre pero sin vino, te va a salir entre 10 y 12 mil pesos por persona. Y si fuera en una hamburguesería de las que tenemos en el Partido de la Costa, un combo barato está en unos 6 o 7 mil pesos aproximadamente”.

Combustibles

El miércoles último las petroleras aplicaron un nuevo aumento de combustibles del 27 por ciento, que se suma a los incrementos de 30 y 37 por ciento dispuestos el mes pasado. Esto impactó de manera contundente en los presupuestos de las familias que van a veranear a la costa argentina, ya que la mayoría llega en auto u ómnibus. Favale explicó que “según de dónde vengas te encarece muchísimo el viaje. En noviembre un tanque de nafta promedio salía 15 mil pesos y ahora un tanque de nafta promedio va a salir más de 50 mil pesos. Y se sabe bien que con la suba del combustible también suben los pasajes en ómnibus, que pasaron de costar 18 mil pesos a prácticamente 50 mil”.

En menos de 30 días la nafta súper de YPF trepó 125 por ciento, la Premium 118 por ciento, el gasoil común 124 por ciento y el gasoil Premium 111 por ciento. En promedio, los nuevos precios pasaron a ser de $700 para la nafta súper, $868 para la nafta premium, $750 la diésel común y $944 la diésel euro o premium.

“Así y todo, vamos a ir midiendo qué pasa durante enero, si cumple con la expectativa o no la temporada. Ya nos hemos reunido con todos los prestadores de servicios turísticos en la municipalidad y quedamos en que, si las reservas de febrero no son buenas, seguramente nosotros vamos a ayudar con un plan de marketing en los medios y ofrecer un plan de rebajas u ofertas en acuerdo con los privados”, aclaró el Secretario de Turismo, Marketing y Desarrollo Sostenible del Partido de La Costa.

Informe: Lucía Bernstein Alfonsín

Seguí leyendo

  • Derrumbe del monto total de los plazos fijos
  • Invasión de mosquitos: cómo diferenciar las picaduras

Más Noticias