14 C
Buenos Aires
jueves, 20 junio, 2024
InicioPolíticaTras sacar a su familia de Rosario, el gobernador de Santa Fe...

Tras sacar a su familia de Rosario, el gobernador de Santa Fe volvió a recibir amenazas de muerte

Maximiliano Pullaro volvió a ser amenazado de muerte este lunes a través de una nota que apareció en una dependencia pública de Rosario, pero el mismo gobernador de Santa Fe aseguró que no lo van a «amedrentar» y que seguirá «peleando contra la delincuencia».

En una conferencia de prensa que dio esta mañana, Pullaro contó que fue informado por personal del Ministerio de Seguridad de que en una oficina pública donde funciona la sede de la Dirección Migraciones -ubicada en Italia y Urquiza, del centro de Rosario- habían dejado una nota con un texto con amenazas dirigidas a él y a su familia.

Pullaro dijo que tomó conocimiento de las amenazas aparecidas en contra suyo y de su familia cuando iniciaba una actividad oficial en el registro civil de la ciudad de Rosario, ubicado sobre la calle Salta al 2800.

«Lamentablemente ya estoy acostumbrado desde que comenzó mi gestión, pero quiero ratificar el rumbo de seguir peleando contra la delincuencia en la provincia de Santa Fe y en la ciudad de Rosario», continuó el mandatario santafesino.

«Seguiremos manteniendo controlados a los detenidos que cometían delitos desde las cárceles, alojados en pabellones de alto perfil. Eso es lo que más molesta. Y avanzaremos para bajar los niveles de violencia y aumentar la seguridad en la ciudad», aseguró.

Sobre la amenaza, Pullaro dijo: «Estaba dirigida hacia mi familia e hizo mención a algo sugestivo sobre la donación de órganos. Fue algo muy feo y sucedió hace cinco minutos».

Luego explicó que, por cuestiones de seguridad, su familia no se encuentra en Rosario, al tiempo que él se maneja con custodia especial.

El gobernador ya había contado el sábado último que debió mudar a su familia debido a las amenazas que recibieron desde la cárcel, después de que decidió endurecer las condiciones en las celdas provinciales para que desde detrás de las rejas dejen de planearse delitos.

«No nos van a amedrentar, seguiremos trabajando en ese sentido. El Ministerio de Seguridad está muy sólido en ese sentido», insistió el gobernador, quien aseguró que está «bien cuidado» y que sus años de trabajo en el Ministerio de Seguridad le permitieron aprender cómo cuidarse «de estos delincuentes violentos».

El 12 de diciembre, a poco de que asumiera la gobernación, Pullaro recibió amenazas mediante una nota que fue dejada tras una balacera contra un cajero automático de una sucursal del banco Macro en Rosario.

Al otro día, el 13 de diciembre, en otro ataque a tiros -en este caso contra la fachada del hospital público de Emergencias-, presuntos sicarios dejaron otra nota dirigida al gobernador y firmada por internos del pabellón 9 de la cárcel de Piñero.

Según la investigación, las amenazas surgieron en respuesta a la decisión gubernamental de trasladar a los presos de alto perfil de ese penal a pabellones más seguros para tenerlos más controlados y evitar que comanden delitos desde prisión.

Más Noticias